Endodoncia

La endodoncia es necesaria cuando el nervio de un diente está afectado por una caries o una infección. Para salvar el diente, se eliminan la pulpa (el tejido vivo del interior del diente), los nervios, las bacterias y cualquier caries, y el espacio resultante se rellena con materiales dentales especiales medicados, que devuelven al diente toda su funcionalidad.

Realizar una endodoncia en un diente es el tratamiento de elección para salvar un diente que de otro modo moriría y tendría que ser extraído. Muchos pacientes creen que extraer un diente que tiene problemas es la solución, pero lo que no se tiene en cuenta es que extraer (tirar) un diente acabará siendo más costoso y causará problemas importantes en los dientes adyacentes.

El tratamiento de conductos tiene mucho éxito y suele durar toda la vida, aunque en ocasiones habrá que volver a tratar un diente debido a nuevas infecciones.

Signos y síntomas de una posible endodoncia:

  • Un absceso (o grano) en las encías.
  • Sensibilidad al frío y al calor.
  • Dolor de muelas intenso.
  • A veces no se presentan síntomas.
  • Hinchazón y/o sensibilidad.

Motivos de la endodoncia:

  • La caries ha alcanzado la pulpa dental (el tejido vivo del interior del diente).
  • Se ha desarrollado una infección o un absceso en el interior del diente o en la punta de la raíz.
  • Lesión o traumatismo en el diente.

endodoncista Santa Barbara San Luis Obispo

¿En qué consiste el tratamiento de conductos?

La endodoncia requiere una o más citas y puede realizarla un dentista o un endodoncista (especialista en endodoncia).

Mientras el diente está adormecido, se colocará un dique de goma (una lámina de caucho) alrededor del diente para mantenerlo seco y libre de saliva. Se realiza una abertura de acceso en la parte superior del diente y se colocan una serie de limas de endodoncia en la abertura, de una en una, para eliminar la pulpa, el tejido nervioso y las bacterias. Si hay caries, también se eliminará con instrumentos dentales especiales.

Una vez que el diente se limpia a fondo, se sellará con un empaste permanente o, si se necesitan citas adicionales, se colocará un empaste temporal.

En la siguiente cita, normalmente una semana después, las raíces y la cavidad interior del diente se rellenarán y sellarán con materiales dentales especiales. Se colocará un empaste para cubrir la abertura en la parte superior del diente. Además, a todos los dientes que se sometan a un tratamiento de conductos se les debe colocar una corona (funda). Esto protegerá el diente y evitará que se rompa, además de devolverle toda su funcionalidad.

Después del tratamiento, el diente puede seguir sensible, pero esto desaparecerá a medida que la inflamación disminuya y el diente se haya curado.

Después de cada cita se le darán instrucciones de cuidado. Las buenas prácticas de higiene bucal y las visitas periódicas al dentista contribuirán a la duración de su tratamiento de conductos.

¿Listo para sonreír?

Solicitar una cita

Estamos orgullosos de aceptar Medi-Cal y tomar la mayoría de las formas de seguro en todas nuestras oficinas dentales.